Compartiendo nuestra experiencia en docencia sobre métodos y técnicas de investigación en comunicación en AE-IC Segovia

He comenzado el mes de mayo asistiendo, junto a mi compañera del departamento de Periodismo de la Universidad de Málaga Laura Teruel, al evento que, bajo el título “Investigar la comunicación hoy: revisión de políticas científicas y aportaciones metodológicas”, ha organizado la AE-IC en Segovia durante los días 2 y 3 de este mes. La inciativa ha incluido, en paralelo, la celebración de un Simposio Internacional sobre Política Científica en Comunicacón y del 2º Congreso Nacional sobre Metodología de la Investigación en Comunicación, complementados, a su vez, con talleres sobre técnicas y herramientas de investigación.

Además de aprender, en dichos talleres, sobre interesantes herramienta que, como Nvivo 10, facilitan el desarrollo de investigaciones cualitativas, y encontrarme con rostros conocidos y nuevos colegas con los que comparto inquietudes e intereses, hemos participado, exponiendo un resumen de la comunicación que presentamos en su día, sobre nuestra experiencia docente, en varias asignaturas, en lo referido al uso de social media y aplicaciones 2.0 como recursos docentes y herramientas que facilitan la labor de las distintas fases de la investigación, en un contexto en el que los medios sociales se convierten, además, en interesantes objetos de investigación y surgen nuevas prácticas y formas de organización de la investigación en red (la idea de e-research).

Durante la mesa de exposiciones surgió el debate de si la enseñanza de métodos y técnicas de investigación debe orientarse exclusivamente a la formación académica e investigadora (como paso inicial a posibles posgrados y carreras orientadas a la investigación) y si con la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior lo meramente instrumental está haciendo perder peso a los métodos, a las bases.

En lo que a mi experiencia se refiere, y aunque ello es, sin duda, fundamental, se trata de que hagamos ver a nuestros estudiantes que mediante asignaturas como éstas pueden no sólo ser investigadores académicos competentes (y e-competentes, en nuestro caso, puesto que nuestra metodología fomenta el desarrollo de competencias digiales), sino también adquirir competencias fundamentales para cualquier periodista y profesional, en general, tales como la capacidad de análisis crítico de la información o el pensamiento complejo. Ello, sin olvidar que lo aprendido, en cuanto a técnicas y herramientas se refiere, es perfectamente aplicable al ámbito de la investigación no académica, esto es, a la investigación aplicada, y mi propia experiencia profesional me dice que disponer de conocimientos y habilidades sobre, por ejemplo, diseño de cuestionarios para encuestas, análisis de sus resultados y elaboración de conclusiones en forma de informes o memorias, es un valor añadido en cualquier empresa o entidad.

Os comparto la presentación que hicimos vía Prezi, espero que os resulte interesante, desde el blog del Congreso podéis también consultar nuestro resumen y texto completo (dentro de la sección 1, 1b).

Si te gusta, compártelo...Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email