Conociendo más sobre Freepik en una visita con mis estudiantes de Periodismo de la UMA

Como broche del semestre de la materia optativa sobre comunicación visual e infografía “Tipografía y Grafismo Digital”, que vengo impartiendo en los últimos años en 4º de Grado de Periodismo de la UMA, parte de los estudiantes y yo hemos visitado las instalaciones de la empresa malagueña Freepik, ubicadas en pleno centro de la ciudad. Me parecía interesante que conocieran este proyecto y que, como con #tipomasters, salieran de la Universidad.

26232950_10214851021619497_8137706750188455460_oLa encargada de recibirnos fue Alicia Mula, antigua alumna de la Facultad de Comunicación de la UMA y hoy Head of Graphic Design en Freepik.

En una de las salas de reuniones, nos compartió mucha información interesante acerca de los orígenes y la evolución de la empresa y sus nuevos proyectos. Surgida en 2011 como banco de recursos gráficos, principalmente vectoriales, para diseñadores y cualquier usuario que, con fines profesionales o no, requiera estos recursos, en 2014 empezó a generar su propio contenido.

Hoy dispone aproximadamente de 1,5 millones de imágenes en su website, con unos 34 millones de descargas mensuales. Es, según publicaba a mediados de 2017 el Financial Times, la empresa de Europa con un mayor crecimiento de su sector en los últimos años.

Y este crecimiento también se refleja en las dimensiones físicas de sus instalaciones y en su plantilla. Desde que surgiera en un pequeño local en el malagueño barrio de El Perchel, hoy cuenta con dos plantas y media en un edificio de oficinas de la céntrica calle Molina Lario, junto a la catedral de Málaga. Inicialmente en la 5ª planta, hace unos meses adquirieron también la 1ª, en la que se concentró nuestra visita, y el equipo de fotógrafos dispone, además, de un set de grabación en otra de las plantas del edificio.

Freepik cuenta con unos 90 trabajadores en las oficinas, de diverso perfil y formación (comunicación, bellas artes y diseño industrial, sobre todo, los dedicados al diseño) y una plantilla de diseñadores freelance a lo largo del mundo (en torno a 200, según datos proporcionados por Alicia Melgar).

Para ser un diseñador freelance, como explicaba ésta, hay que pasar un proceso de selección consistente básicamente en una prueba práctica de diseño, y entregar un mínimo de 40 imágenes al mes (lo que se traduce en una tarea a la semana).

La empresa se organiza en torno a áreas clave: diseño (y fotografía, tras su apuesta reciente por imágenes en mapa de bits), catalogación y programación, que se encargan, respectivamente, de generar los contenidos de la web, publicarlos de forma organizada y fácilmente localizables por el usuario (dando prioridad a los diseños de “temporadas”, como serían los de Navidad), y mantener los sitios online.

26232515_10214851022459518_3005997203356401583_oEn diseño hay varios/as directores/as de arte, que además de velar por el cumplimiento de unos estándares de calidad y la homogeneización de los diseños, coordinan y supervisan el trabajo de los diseñadores freelance.

También hay personas dedicadas a labores de marketing, y determinados perfiles que, dentro de cada área, dedican parte de su tiempo a buscar ideas, vigilar el entorno, captar tendencias y, en definitiva, a innovar en el contenido.

Freepik.com, el proyecto matriz de la empresa, se financia a través de varias fórmulas: a) suscriptores (el contenido generado por Freepik es gratuito pero si se es suscriptor no es necesario citar la fuente, mientras que el generado por los llamados “contributors” es Premium); b) alianza con el banco de imágenes Shutterstock (fotografías patrocinadas que aparecen como primeros resultados en las búsquedas); c) publicidad de Google; y d) proporción de sets de contenidos en primicia a blogs de diseño (lo que denominan “covers”), que los profesionales pueden descargarse desde estos antes de estar disponibles en Freepik.

Además de apostar por nuevos contenidos, como los llamados “mockups”, una especie de plantillas en formato psd para probar diseños en distintos formatos y soportes, muy útiles para mostrarlos ante un cliente, a Freepik se han sumado otros sitios online en los últimos años.

26239602_10214851022739525_7375200316820767849_n

El primero en surgir, y más desarrollado, fue Flaticon, web de iconos vectoriales. Mientras que en 2016 nacieron Piktab, una extensión de Google que facilita la localización de recursos gratuitos para diseñadores, y Tutpad, con tutoriales gratuitos sobre diseño vectorial, retoque fotográfico o 3d, entre otros, y cursos premium.

Preguntados por su futuro, nos cuentan que su intención es “crecer lo máximo pero generando nuevos proyectos”, esto es, verticalmente, además de continuar ampliando contenido manteniendo sus estándares, en el caso concreto de Freepik. De momento no está previsto que abandonen Málaga ni abran nuevas oficinas, así que los seguiremos teniendo cerca.

 

Competencias periodísticas aplicables a cualquier sector

26756321_10214851023459543_2341794934535908139_oLa visita concluyó en la sala de juegos de las instalaciones de Freepik, donde hice una pequeña dinámica con mis estudiantes, partiendo de la reflexión de que, se dediquen a lo que se dediquen, haber estudiado Periodismo los hará sin duda profesionales con conocimientos, actitudes y habilidades únicas.

Les pedí que apuntaran en un pósit, de la manera más esquemática y visual posible, lo que habían aprendido en “Tipografía y grafismo digital” que pensaban que les sería útil para su futuro profesional, independientemente de que lo desempeñaran en medios convencionales o en empresas como Freepik, dedicadas al diseño y a la comunicación visual, objeto de nuestra asignatura.

Salieron palabras como emprender: innovación, comunicación visual, bocetos, vectores, illustrator, creatividad, infografía, open mind, compañerismo…

Así que estoy segura de que vuestro futuro será, aquí o en cualquier otra empresa (e incluso, quien sabe, creando la vuestra propia), brillante.

 ¡Gracias por todo, chic@s! Y por supuesto,a Freepik por la acogida. ¡Seguimos!